Lecturas hoy: 12799
     





Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

MISCELáNEAS


Posturas sexuales fuera de lo común que tenés que probar al menos una vez



Fecha: 02/10/2018   12:27  |  Cantidad de Lecturas: 1137

Posiciones poco conocidas pero todas muy efectivas para alcanzar el orgasmo






El misionero, la cowgirl o el estilo perrito son las posiciones sexuales más repetidas por las parejas por su efectividad y comodidad. Pero para ponerle un poco de picante a las relaciones sexuales es necesario huir de la monotonía. Una de las formas más fáciles para romper con la rutina es aprender alguna postura diferente.

Lo mejor de la experimentación es que podés descubrir cosas que no sabías ni que podían gustarte. Si cuesta pensar qué postura podrías probar aquí hay un listado de cinco que son poco conocidas pero que prometen ser muy eficaces:

La mantis religiosa

Esta postura es ideal para las mujeres que les cuesta llegar al orgasmo o las que buscan experimentan más de uno en el mismo acto sexual. Se la denomina así por la similitud de la forma que adoptan las piernas a la del insecto.

Permite estimular el clítoris, los pezones y llegar al punto G porque la penetración es profunda, de ahí su eficacia. Asimismo, las manos están libres por lo que se pueden multiplicar los estímulos.

Cómo se hace. Para realizarla la mujer debe acostarse y colocar una almohada debajo de la parte inferior de la espalda. El hombre se debe ubicar arrodillado enfrente de ella y ubicar una de las pierna de su compañera sobre su hombro y la otra rodeándolo.

La cuchara rebotante

Es muy placentera para ambos miembros de la pareja porque permite la penetración y la estimulación del clítoris manual. Además, como el movimiento es limitado, la posición obliga a que el coito sea lento y sensual.

Otra ventaja es que como el movimiento no puede ser muy rápido, se puede practicar en los días en los que los niveles de energía no son muy altos. La cuchara rebotante hace que el cansancio no debe ser un impedimento para el placer.

Cómo se hace. Esta postura se inspira en la clásica cuchara pero en lugar de tumbarse en la cama, el hombre puede recostarse y apoyarse en la cabecera o la pared mientras la mujer se ubica encima de él, apoyada en los hombros de su pareja. El contacto en este caso es mayor a la postura de vaquera o cowgirl y no dificulta a los varones explorar y acariciar el cuerpo de su compañera con las manos.

La mariposa paraguaya

Es simple de realizar y garantiza un gran placer para ambos miembros de la pareja. Como no hay contacto visual se experimenta una mayor sensación de la penetración y permite estimular fácilmente el clítoris.

Cómo se hace. Consiste en que el hombre se quede acostado boca arriba mientras la mujer se ubica sobre él de espaldas. Ella puede moverse hacia arriba y abajo o solo con la cadera, hacia adelante y atrás, depende del gusto de cada pareja.

El pretzel

Otra postura cuyo nombre se inspira en la forma que los cuerpos toman durante el coito. La posición permite una penetración profunda y mucho movimiento, por lo que el ritmo lo marca el ánimo de la pareja.

Al igual que la cuchara rebotante y la mantis religiosa, las manos quedan libres para explorar el cuerpo de la pareja.
Cómo se hace. Para realizarla, la mujer tiene que acostarse sobre su lado derecho mientras él se arrodilla y toma la pierna izquierda de la mujer para rodearse con ésta.

El beso de Singapur

Con esta posición se consigue un orgasmo más intenso a través de ciertos movimientos femeninos. Durante la penetración, la mujer debe contraer y relajar los músculos vaginales para simular una succión. La sensación que tiene el hombre es similar a la que experimenta con el sexo oral.

Cómo se hace. Para empezar, es necesario que el hombre esté acostado y la mujer se siente encima de él. Aunque no existe una postura especial para hacer el beso de Singapur, hay que recordar que ella es quien domina la situación.
Cuando el hombre penetra a la mujer, ella debe mantener la cadera quieta algunos segundos y concentrarse en mover únicamente el músculo pubocoxígeo. La cadencia debe ser lenta y rítmica, apretando y soltando el órgano sexual masculino varias veces.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: tn.com



Fuente:  02 DE OCTUBRE, 2018 (DERF)








SEGUI LEYENDO



Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

 | Facebook Facebook  | Twitter Twitter  | Google Plus Google Plus  | Instagram Instagram
Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados